quinta-feira, 16 de abril de 2020

Prueban medicina que reduce carga viral del COVID-19 en 94%

En los próximos días, científicos brasileños comenzarán ensayos clínicos con un fármaco que ha demostrado una eficacia del 94% en ensayos in vitro para reducir la carga viral en las células infectadas por el nuevo coronavirus. Según el Ministro de Ciencia, Tecnología, Innovación y Comunicaciones (MCTIC), Marcos Pontes, las pruebas se realizarán a 500 pacientes hospitalizados con COVID-19, en siete hospitales del país: cinco en Río de Janeiro, uno en São Paulo y uno en Brasilia.

El nombre del medicamento sólo se revelará una vez finalizado el protocolo de investigación clínica, hasta que se demuestre su eficacia y seguridad en los pacientes, "para evitar ajetreos". Sin embargo, según Pontes, se trata de una medicina de bajo costo, bien tolerada y disponible incluso en formulaciones pediátricas. "¿Por qué es esto importante? Tiene una ventaja muy grande, tiene pocos efectos secundarios y puede ser utilizado en una gran parte de la población", explicó.

Protocolo

El ministro destacó la importancia y el trabajo de la ciencia brasileña en la búsqueda de soluciones contra la pandemia de COVID-19. Y reportó que se han realizado pruebas con 2.000 drogas que ya se comercializan en las farmacias para comprobar si hay alguna capaz de unirse al virus y bloquear su replicación. La estrategia, denominada reposicionamiento de fármacos, fue adoptada por los científicos del Laboratorio Nacional de Biociencias (LNBio) de Campinas, São Paulo. El laboratorio forma parte del Centro Nacional de Investigaciones Energéticas y Materiales (CNPEM), una organización social supervisada por el ministerio que dirige Marcos Pontes.

Al final, los investigadores identificaron seis moléculas prometedoras que fueron enviadas  para pruebas in vitro con células infectadas con el nuevo coronavirus. De estos seis medicamentos investigados, los científicos del CNPEM encontraron que dos redujeron significativamente la replicación del virus. La droga más prometedora mostró una eficacia del 94% en los ensayos con las células infectadas.

El protocolo para los ensayos clínicos de esta droga fue aprobado el martes (14) por la Comisión Nacional de Ética en la Investigación. La droga se administrará durante cinco días a los pacientes y se necesitarán nueve días más para observación. Serán incluidas en el estudio las personas que lleguen a los hospitales con neumonía y síntomas de COVID-19: fiebre, tos seca y tomografías con patrones de vidrio escarchado.

El grupo de prueba será grande, con cualquier persona mayor de 18 años, pero no para casos muy graves. El paciente debe firmar un formulario de consentimiento para participar en el protocolo, que consiste en la administración aleatoria del fármaco o un placebo. Se espera que el estudio se complete en cuatro semanas. "Esto se hace de una manera extremadamente científica, utilizando todo el formalismo científico, para que no tengamos dudas", dijo el ministro.

El desarrollo del estudio en el LNBio se lleva a cabo en el marco de la Red de Virus del Ministerio, que se encarga de articular los laboratorios de investigación y los expertos para dar continuidad a los estudios con las personas infectadas por el nuevo coronavirus.

Pruebas y vacunas

El ministro también presentó los resultados de la labor del CTVacinas, de la Universidad Federal de Minas Gerais, que también a través de la Red Virus desarrolló un reactivo nacional que tiene el mismo rendimiento de los reactivos importados para las pruebas de diagnóstico del COVID-19. "Esto le da al país autonomía y la posibilidad de aumentar la producción para los tipos de pruebas que se hacen en Brasil", explicó Pontes.

Otra investigación presentada por el ministro es el desarrollo de una prueba para detectar el nuevo coronavirus que no necesita un reactivo químico. "Es un equipo que hace reacción con láser a partir de la saliva de la persona que está siendo probada", explicó. El diagnóstico se procesa mediante inteligencia artificial y el resultado está listo en menos de un minuto. El sensor está siendo desarrollado por la Universidad Federal de Uberlândia, en Minas Gerais.

"Si todo esto funciona [la medicina y las pruebas], a mediados de mayo tendremos herramientas muy eficaces para luchar contra esta pandemia en Brasil y resolver todos estos problemas", concluyó el ministro.



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna Veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat.

0 comentários:

Postar um comentário

Start Work With Me

Contate-nos
JOHN DOE
+123-456-789
Brasil, Bolívia, Argentina, Colômbia, Peru

Arquivo de Notícias

Periódico

Restey News - World

Recent Posts

Business

Pages

Pinterest

Featured