terça-feira, 11 de dezembro de 2018

Brasil alcanza meta de reducción de emisión de CO2 en áreas forestales

Brasil redujo en 1,28 mil millones de toneladas la emisión de dióxido de carbono en área forestal entre agosto de 2017 y julio de 2018, lo que representa una disminución del 60% en el volumen emitido por actividades forestales.

El resultado supera y anticipa el cumplimiento de la meta de reducción de las emisiones forestales entre el 36% y el 38% hasta 2020, establecida en 2009 durante la Cumbre del Clima de Copenhague, en Dinamarca.

Los números, que se basan en cálculos de absorción de carbono por los bosques brasileños, fueron divulgados este martes (11) por la delegación brasileña durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP 24), que se está llevando a cabo en la ciudad polaca de Katowice.

Según el informe, el sector forestal, que ya fue responsable de cerca del 75% del total de emisiones anuales, dejó de ser la mayor fuente de emisión de carbono en el país y en 2018 absorbió 538 millones de toneladas de CO2 de la atmósfera.

Según el gobierno brasileño, el resultado fue alcanzado debido a la reducción de la deforestación en la Amazonia, en el Cerrado, y a la absorción de carbono por tierras indígenas y áreas verdes preservadas en reservas legales o propiedades privadas. El registro de más de 5,4 mil propiedades rurales con áreas de conservación ambiental por el Registro Rural también permitió la identificación de áreas con capacidad de absorción de carbono.

Deforestación

El estudio divulgado también muestra que la deforestación del Cerrado disminuyó un 11% en 2018. Según el gobierno, este es el nivel más bajo de área deforestada desde el inicio de la serie en 1999.

El Cerrado es el segundo más grande bioma de América del Sur y se extiende por más de dos millones de km². Más de la mitad de su área ya fue degradada, principalmente con el avance de la frontera agrícola.

Brasil también anunció que se recuperaron 9,4 millones de hectáreas de vegetación nativa de la Amazonía de 2004 a 2014. El gobierno anticipa que el área recuperada permite al país alcanzar la meta de recuperar 12 millones de hectáreas de la vegetación forestal hasta 2030. Según el Ministerio de Medio Ambiente, la recuperación de la vegetación nativa es prioridad de la política ambiental brasileña.

El ministro de Medio Ambiente, Edson Duarte, celebró los resultados y declaró que las cifras confirman la contribución brasileña a la reducción de los gases de efecto invernadero en el mundo.

“Brasil viene haciendo un papel importante. Esto debe servir de estímulo para que se haga más, es decir, lo que hizo Brasil es importante, pero el sentimiento es que necesitamos hacer mucho más, porque la situación es muy grave en todo el mundo. La contribución tiene que ser de todos los países”, comentó Duarte.

El ministro participa hoy, en la COP 24, del llamado Diálogo de Talanoa, momento en que las naciones presentan diferentes experiencias e iniciativas de descarbonización, entre otras reuniones y actividades multilaterales. Hasta el final de esta semana, la expectativa es que los 195 países que integran la convención del clima finalicen un plan de acción para implementar el Acuerdo de París, firmado en la conferencia de 2015 con el objetivo de promover medidas para limitar el calentamiento global en hasta 2 grados Celsius hasta el final de este siglo.

*La reportera participa en la COP 24 a invitación de la United Nations Foundation



Lorem ipsum dolor sit amet, consectetuer adipiscing elit, sed diam nonummy nibh euismod tincidunt ut laoreet dolore magna Veniam, quis nostrud exerci tation ullamcorper suscipit lobortis nisl ut aliquip ex ea commodo consequat.

0 comentários:

Postar um comentário

Start Work With Me

Contate-nos
JOHN DOE
+123-456-789
Brasil, Bolívia, Argentina, Colômbia, Peru

Arquivo de Notícias

Periódico

Restey News - World

Recent Posts

Business

Pages

Pinterest

Featured