Pinterest

Advertise

Restey News - World

Featured

Recent Posts

Editoria

Exportación y reserva internacional mantienen riesgo país bajo

Los descensos sufridos por Brasil en los últimos meses por las agencias de clasificación de riesgo afectaron poco uno de los principales indicadores del interés de los inversores extranjeros.
 
El riesgo país continúa en niveles bajos, próximos a los de cuando el país aún tenía grado de inversión (garantía de que no se corre el riesgo de impago de la deuda pública). De acuerdo con expertos, las elevadas reservas internacionales y el buen desempeño de las exportaciones han ayudado a mantener el índice en niveles bajos.

Definido como la diferencia entre los intereses de los títulos públicos brasileños en el exterior y los títulos del Tesoro estadounidense, calculada día a día, el riesgo país funciona como un termómetro de la desconfianza de los inversores internacionales. Cuanto mayor es la diferencia, mayor es la percepción de riesgo de los aplicadores en relación a un papel. El indicador fue creado por el banco de inversiones JPMorgan en 1992.

El riesgo país cerró 2017 en 240 puntos. El pasado miércoles (18), según datos más recientes, estaba en 244 puntos. Por el indicador, los títulos públicos brasileños en circulación en el exterior tenían intereses 2,44 puntos porcentuales mayores que los papeles equivalentes del Tesoro estadounidense, considerado la inversión más segura del mundo. 

El nivel es similar al registrado a fines de 2014, cuando Brasil aún tenía grado de inversión. A principios de septiembre de 2015, cuando Standard & Poor's (S & P) se convirtió en la primera agencia en retirar el sello de buen pagador del país, el índice estaba en aproximadamente 390 puntos.

Llegó a 569 puntos en febrero de 2016, retrocediendo gradualmente en los siguientes meses, principalmente tras la destitución de la expresidenta Dilma Rousseff. 
 
Evaluaciones 

Actualmente, las agencias S & P y Fitch clasifican Brasil tres niveles por debajo del grado de inversión. Los descensos más recientes ocurrieron en enero (S & P) y en febrero (Fitch). El principal argumento fue el aplazamiento de la aprobación de la reforma de la Seguridad Social.

Moody's tiene una evaluación más optimista. Además de haber mantenido el país dos niveles por debajo del sello de buen pagador, este mes elevó de negativa a neutral la perspectiva de la nota del país, indicando que no pretende alterar la clasificación en los próximos meses. 

Según la agencia, el crecimiento de la economía previsto para 2018 y la posibilidad de aprobación de reformas estructurales por el próximo gobierno permitieron la conservación de la nota. 
 
Recapítulo

Para el economista jefe de Sudamérica Inversiones, Newton Rosa, las dificultades fiscales del gobierno, que no logra aprobar la reforma de la Seguridad Social y vio las medidas provisionales de ajuste fiscal enviadas al Congreso a finales del año pasado perder la validez, son atenuadas por la situación del país en el mercado internacional.

Las reservas internacionales de US$ 383 mil millones, más de lo que cubren la deuda externa del gobierno y de las empresas, actualmente en  US$316,2 mil millones, contribuyen a mantener el riesgo país en niveles bajos.

"Incluso con la difícil situación fiscal, Brasil tiene un sector externo fortalecido. Si el capital externo quisiera salir del país, hay dólares para pagar a todo el mundo. Esto hace que el inversor internacional mantenga el interés en la economía brasileña ", dijo el economista.
 
El profesor de Economía y Finanzas Internacionales de la Escuela Brasileña de Administración Pública y de Empresas de la Fundación Getulio Vargas (FGV / Ebape), Istvan Kasznar está de acuerdo con la solidez de las cuentas externas brasileñas.

Según él, el diagnóstico de las agencias de clasificación de riesgo no siempre logra ser suficiente porque el banquero que quiere comprar títulos de la deuda brasileña en el exterior no toma en consideración solamente la situación fiscal. 

"De hecho, Brasil no crece, patina. El déficit primario está por vuelta de $ 40 mil millones, y el gobierno enfrenta dificultades políticas. Por otro lado, la inflación está bajísima, y ​​el país exporta mucho petróleo, soja y maíz. El conjunto de formación de reservas internacionales es muy bueno. Cuando se combina un elemento con el otro, se llega a la conclusión de que Brasil es más resiliente para la óptica externa de lo que parecería ", explicó.

Elecciones

En lo que se refiere a la posibilidad de que el riesgo país suba con eventuales incertidumbres y turbulencias derivadas de las elecciones de octubre, los economistas discrepan.

Newton Rosa dice que las expectativas pueden deteriorarse si el ganador de las elecciones no se compromete con la continuidad de las medidas de ajuste.

El profesor de la FGV tiene una postura más cautelosa. "Las (empresas) transnacionales reclaman de Brasil, pero creen en el país. El Banco Central no usó ningun artificio para quemar las reservas internacionales. De hecho, es imposible saber lo que va a suceder con las elecciones brasileñas. La vertiente política es volátil, pero el aspecto económico, incluso con problemas en Brasil y en el mundo, está fortalecido ", dijo Kasznar.
 



Agência

Somos a Agência de Notícias que há mais de uma década traz as principais Notícias do Rio Grande do Norte, Brasil e Mundo.

Nenhum comentário:

Deixe o seu comentário

Arquivo de Notícias